Combatir la Debilidad o Impotencia Sexual

Es cuando el acto sexual se efectúa con dificultad, de modo inperfecto o sólo excepcionalmente debido al diferente funcionamiento de uno o varios órganos que intervienen en el mismo, y sin los cuales ésteno puede verificarse. Las causas principales de la debilidad sexual son a veces orgánicos de nacimiento como la estrechez del prepucio o un desarrollo diferente del pene o de los testículos. Influyen también la práctica del coito interrumpido y el abuso sexual.

1. Comer muchos dátiles.
2. Tomar en ayunas la cuarta parte de una cebolla regular con una cucharada de aceite de olivo y una de jugo de limón.
3. A un vaso de agua agregar una pizca de damiana y tomarlo en ayunas y antes de acostarse.
4. Tomar té de zarzaparrilla con frecuencia.