Remedios para la espuela de hueso

El primer paso para tratar la espuela de hueso con remedios caseros es reducir la inflamación. Aplicando hielo a la zona inflamada 4 o 5 veces al día. Esto ayudara a reducir la inflamación. Si el problema es mas severo entonces aplique una almohadilla que de calor en la zona inflamada. El curcumin, un pigmento amarillo de la cúrcuma es efectivo para tratar la espuela de hueso. Tomando 500 a 1000 mg de curcumin 3 o 4 veces al día con el estomago vació. Pruebe este remedio diariamente durante 6 semanas. Para aliviar el dolor, aplique aceite de Lino en un recipiente caliente en la zona afectada. Tome baños de pie calientes y fríos alternadamente. Sumerja un pedazo de cheesecloth en aceite de linaza templada y deje la cheesecloth en la zona afectada. Cubra la cheesecloth con plástico y deje una almohadilla caliente sobre el plástico por 2 horas.